Usuarios do proxecto piloto reclamando os seus dereitos

La xunta de Galicia olvida las necesidades de las personas con diversidad funcional

30 personas dependientes claman por sus derechos.

El pasado 23 de septiembre el Subdirector General de Discapacidad de la Xunta de Galicia, Modesto Rouco y la Directora de la FUNGA, Pilar Couce, reunieron a 30 personas en situación de dependencia, participantes de un Proyecto Piloto de Asistencia Personal, junto con sus asistentes personales, a fin de explicarles cual será la situación a partir del 30 de septiembre, fecha en la que finaliza el citado proyecto.

“Lo que se pretendía con este proyecto piloto es que los usuarios adquiriesen las habilidades para poder llevar a cabo su propio servicio“, señaló Pilar Couce.

Según la directora, a partir del próximo 30 de septiembre estas personas tendrán que acudir a las cuantías que la Ley de promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia (LEPA) contempla para aquéllas evaluadas en el grado III de la misma, en sus niveles 1 y 2.

‘Un paso atrás’

De las 30 personas participantes, sólo 15 recibirán un complemento adicional a lo que les otorgue la deliberación de la dependencia. Esta situación hace que muchas de ellas no sepan con certeza si el próximo 1 de octubre podrán disponer de asistencia personal.

El Presidente de Vigalicia y miembro del Foro de Vida independiente, José Antonio Novoa, la calificó de: “recorte en todo lo conseguido hasta ahora. Lo aquí expuesto es un paso atrás y no estamos dispuestos a darlo ya que, este proyecto piloto fue un pequeño paso para salir de la caverna de la dependencia y ahora nos quieren hacer volver a ella”.

Para Novoa, “la asistencia personal es un derecho humano que se recoge en el artículo 19 de la recientemente aprobada Convención de las Naciones Unidas por los Derechos de las Personas con Discapacidad, y esta decisión de la Vicepresidencia vulnera dicho derecho”.

La indignación entre los asistentes a la reunión fue en aumento, ante la falta de información y las nulas perspectivas de futuro que se les dan a unas personas para quienes la figura del asistente personal es básica para poder ser libres, tener una vida digna y tener el poder de autodeterminación, que se desprende del ideario de Vida Independiente, dando cumplimiento a lo instado por el Parlamento de Galicia a través de una Proposición no de Ley.

La situación a partir del 30 de septiembre

El nacimiento y puesta en marcha de este Proyecto Piloto de Asistencia Personal surgió con unos objetivos de promoción de autonomía e independencia que se fueron desvirtuando por el camino para acabar siendo un simple ensayo de asistencia a domicilio.

La situación económica que se les brinda a estas personas a partir del próximo 30 de septiembre hace que, una gran mayoría, tengan que renunciar al asistente personal con lo que su vida volverá a ser, verse recluídos en sus casas sin la posibilidad de salir, a no ser que recurran a los favores de su entorno más próximo (familiares, amigos,…).

Como aseguraba José Antonio Novoa: “somos un grupo de personas que tenemos que estar trampeando en la vida para poder vivir fuera de la cárcel y parece que ahora quieren meternos en ella de nuevo”.

Al término de la reunión con los representantes de la Vicepresidencia se formó de modo espontáneo una asamblea de afectados, en la cual se decidió tomar las acciones necesarias para que los responsables autonómicos mantengan las prestaciones actuales e inviertan realmente en un sistema gallego de asistencia personal.

Carlos Pampillón – ElMundo.es

Este sitio utiliza cookies propias e de terceiros. Se segues navegando considérase que aceptas a política cookies. Máis información

As opcións de cookie neste sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerche mellor experiencia de navegación. Se segues utilizando este sitio web sen cambiar as opcións ou premes en "Aceptar" estarás consentindo as cookies do sitio. Aviso legal

Pechar