Mesa de participantes na xornada

“El sueño de Luther King sigue vivo para el 25 por ciento de población discapacitada”

El revulsivo que supone la convención coincide en Galicia con otro salto cualitativo en la reivindicación de la igualdad de oportunidades: desde marzo, opera en la comunidad la asociación Vigalicia, heredera de los principios del movimiento por la vida independiente que buscan el empoderamiento de las personas con diversidad funcional a través de un cambio de posición, que José Antonio Nóvoa (presidente de Vigalicia) resumió ayer en el paso de buenos clientes de los presupuestos públicos a reclamantes de derechos.

Nóvoa inauguró ayer en la facultad de Ciencias Políticas de Santiago, con Javier Romanach y Francisco Fernández, unas jornadas sobre los efectos de la convención de la ONU en las que reivindicó la absoluta vigencia para las personas con diversidad funcional del discurso de derechos civiles con el que Martin Luther King movilizó a la población negra norteamericana.

Y es que, recordó, hay un 10% de la población mundial, según las estadísticas de la OMS, y un 25 por ciento, según las últimas publicaciones del Consejo de Europa, que todavía ven violados sus derechos. Nóvoa reclamó una nueva militancia para la independencia y reclamó al movimiento asociativo un esfuerzo para ponerse en lucha.

Freno a la exclusión

Apoyo jurídico

Una de las acciones a las que Vigalicia intenta dar forma es una red de apoyo jurídico que permita a las personas con diversidad funcional denunciar formalmente la violación de sus derechos. Mientras nuestros cuerpos no puedan viajar igual que nuestros vecinos, mientras no puedan todos los ciudadanos estudiar en las mismas aulas, tendremos un sueño.

Nueva obligación

Adela Rey, profesora de Derecho Internacional de la Universidade da Coruña, destacó el cambio de visión recogido en el texto de la ONU al situar la discapacidad en las barreras del entorno y no en el individuo y la responsabilidad trasladada a los estados de llevar a cabo los ajustes razonables para eliminarlas

R. Lizcano. FONTE: ElCorreoGallego.es

Este sitio utiliza cookies propias e de terceiros. Se segues navegando considérase que aceptas a política cookies. Máis información

As opcións de cookie neste sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerche mellor experiencia de navegación. Se segues utilizando este sitio web sen cambiar as opcións ou premes en "Aceptar" estarás consentindo as cookies do sitio. Aviso legal

Pechar